Hessisches Landesarchiv

El primer Proceso de Auschwitz de Fráncfort

capítulos


El Registro de la Memoria del Mundo: Memory of the World


El campo de concentración y exterminio de Auschwitz


La persecución penal anterior al primer Proceso de Auschwitz de Fráncfort


El fiscal general del Estado federado de Hesse Fritz Bauer


El primer proceso de Auschwitz de Fráncfort


El expediente judicial relativo al primer Proceso de Auschwitz de Fráncfort

El primer Proceso de Auschwitz de Fráncfort

Página de inicio > El primer Proceso de Auschwitz de Fráncfort

El 20 de diciembre de 1963 empezó el primer Proceso de Auschwitz en el ayuntamiento de Fráncfort, el Römer, – iniciado no por investigaciones sistemáticas sino por la denuncia penal de una persona particular durante la primavera de 1958 contra unos de los más tarde acusados, el SS-Oberscharführer (sargento mayor) Wilhelm Boger.

Los lugares de la audiencia: el ayuntamiento, el Römer, y la casa de los ciudadanos, Gallus.

Siendo competente, al principio la fiscalía pública de Stuttgart llevó a cabo las investigaciones, posteriormente, a partir de diciembre del mismo año, también la Oficina central en Ludwigsburg. En enero de 1959, el fiscal general de Fráncfort, Fritz Bauer, recibió documentos auténticos que probaban homicidios deliberados de prisioneros de Auschwitz por hombres de la SS. Inmediatamente, él también empezó a investigar. Bauer, quien siendo judío y socialdemócrata había sido él mismo perseguido por el régimen nazi, solicitó en primavera de 1959 al Bundesgerichtshof (Tribunal Supremo Federal) en Karlsruhe que transfiera la competencia jurídica respecto a todos los crímenes cometidos en Auschwitz al Tribunal Regional de Fráncfort. En el marco de la concentración de estos procedimientos, Fritz Bauer nombró a un grupo de fiscales altamente motivados y comprometidos bajo la dirección de Hanns Großmann, quienes no habían estado implicados en los crímenes nazi: Georg Friedrich Vogel, Joachim Kügler y Gerhard Wiese.

Jueces y fiscales

Estos hicieron avanzar el trabajo de investigación. Apoyados por Hermann Langbein, antiguo prisionero de Auschwitz y cofundador del Comité Internacional de Auschwitz, los fiscales de Fráncfort reunieron con rapidez elementos de prueba y testimonios.

Por medio del sumario, los acontecimientos atroces en Auschwitz comenzaron a perfilarse. En abril de 1963, se pudo formular la acusación contra 23 miembros de las SS y contra un Funktionshäftling (preso colaboracionista). Pocos días antes de Navidades de 1963, empezó la audiencia principal contra finalmente 22 acusados.

Algunos de los acusados en el primer proceso de Auschwitz de Fráncfort.

El primer Proceso de Auschwitz de Fráncfort con sus 183 días de audiencia durante los que prestaron declaración 360 testigos, no fue el proceso contra el nazismo el más largo en la historia de la República Federal de Alemania, sino el de mayor visibilidad y, a largo plazo, el más importante. Por primera vez, la sociedad alemana de posguerra se veía enfrentada brutalmente y exhaustivamente con el homicidio, especialmente por los terribles testimonios.

Algunos de los testigos en el primer proceso de Auschwitz de Fráncfort.

Sin embargo, el juicio no se organizaba según la categoría moderna del derecho internacional de "crimen contra la humanidad", sino según el tradicional derecho penal alemán. Por esto, a cada acusado se tenía que probar su culpa individual, personal, lo que después de casi dos décadas sólo era posible hasta cierto punto. El 19 y el 20 de agosto, el presidente del tribunal, Hans Hofmeyer, pronunció las sentencias. Pese a seis condenas a prisión perpetua, estas eran muy clementes. Diez acusados salieron con condenas a prisión, en algunos casos cortas, por complicidad común al asesinato cometido en común, tres acusados fueron absueltos por falta de evidencia.

En muchos contemporáneos, también en Fritz Bauer como impulsor principal del juicio, las sentencias provocaron amargura. Al mismo tiempo mostraron que el concepto jurídico válido en esta época era poco capaz de imponer sanciones penales apropiadas a los crímenes contra la humanidad cometidos en nombre del Estado alemán.

Aviso Legal